En la Pascua Militar de este año, como en la de los anteriores, nada tienen que celebrar los militares, todo lo contrario.

Después de un aciago año en el cual se ha demostrado, despues de una interminable Subcomision, que el PSOE y PP, dejan en la estacada a los Militares de Tropa y Marinería, con el incumplimiento de una Ley durante 13 años desde su entrada en vigor y por supuesto con el beneplácito de los partidos que los apoyan.

Como enarbolan PNL’s, que no son mas que brindis al sol en esta democracia y que nunca se llegan a cumplir.

Como el nuevo gobierno, fruto de una moción de censura, solo dedica su legislatura escaparate, a medidas de maquillaje y que ha mostrado su desprecio por las Asociaciones Profesionales en el seno del COPERFAS, actuando como el anterior e incluso rompiendo normas durante el desarrollo de los plenos, impropio de una democracia.

Como las propias Asociaciones profesionales no son tenidas en cuenta en actos de importancia como la Pascua Militar o Desfiles, solo para firmas de convenios que llegan tarde y mal, eso si, para la foto se ponen medios, pero para otros actos de mayor importancia, ni se los conoce.

Como se siguen produciendo los incumplimientos de las normativas de conciliación familiar, que parece que tanto bombo le gusta dar al actual gobierno, pero del cumplimiento de las mismas, no tiene interés en seguir.

Como las Fuerzas Armadas, en contra del resto de la Administración, no existe la progresión profesional, libre de los inconstitucionales limites de edad.

Como no se reconoce el tiempo prestados en las Fuerzas Armadas, parte de la Administración Pública, como sobrado mérito para integrarse, con una reserva de plazas y un proceso selectivo, a la que se dio posibilidad en los PGE del año 2018 y como se contempla en la Ley de Tropa y Marinería.

Como finaliza ciclo el “Observatorio de la Vida Militar” sin que haya sido tenida en cuenta ninguna de sus recomendaciones y con un escaso acercamiento a las Asociaciones Profesionales, siendo su situación actual inexistente, ya que no se han renovado sus cargos.

Como tras los actos del 40 aniversario de la Constitución, los militares continúan siendo ciudadanos de segunda y tras sucesivos gobiernos “democráticos” continúan las reserva para estos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Como se sigue sufriendo una Justifica Militar, que en tiempo de paz, debe pasar a la Justicia Civil, como sucede en los países de nuestro entorno y lo que seria una muestra de madurez democrática.

Como se permite que trabajadores del estado, que por la simple razón de cumplir 45 años, son lanzados al mercado laboral civil, sin la formación, ni su convalidación de la obtenida, plazas, reconocimiento y seguimiento fijados en LEY, lo que da un alcance de la catadura moral de nuestros políticos, si de nuestros políticos, que son capaces de anteponer sus intereses partidistas a la de sus ciudadanos militares y continuar con la tradición de traiciones que lleva asolando esta nación desde hace mas de 200 años.

Por todo ello nada que celebrar este año.

L.S.B.

726 total views, 3 views today